Bienvenida!

      

Lejos de la monotonía y el estrés de la vida cotidiana moderna, Pascale y Marnix os dan la bienvenida a su casa.

20180829_104711 (2).jpg

Durante casi 20 años tuvimos una escuela ecuestre y club ecuestre competitivo. Hace algunos años, decidimos dar un rumbo diferente a nuestra vida. En 2013 encontramos este antiguo cortijo. Junto con nuestra hija Mélanie nos mudamos hasta el corazón de la región de los Midi-Pyrénées, en la provincia del Tarn, una región muy agradable con pueblos como si el tiempo no hubiera pasado. Nuestra pasión por los caballos ha seguido: algunos han viajado con nosotros con la intención de organizar para nuestros huéspedes una serie de actividades ecuestres inolvidables.

Si viene con su familia, en pareja o con amigos, explorar la zona, relajarse, montar a caballo o cualquier otra actividad para uno o más días, nos aseguraremos de que su estancia sea lo más agradable posible.

 

 Hasta pronto!